User:Raltseye/Squid Sisters Stories/es la

From Inkipedia, the Splatoon wiki


Introduction

Uno de nuestros investigadores dedicado al monitoreo de las Calamarciñas interceptó un reporte del mundo inkling altamente confidencial.

Prólogo

Nueve meses han pasado desde el último Festival del Teñido.

El atardecer ha caído sobre Cromópolis. Los letreros color neón se reflejan en el ocaso como brillantes figuras en tonos verdes y rosas. Las Calamarciñas bailan, sus movimientos son liderados por la pasión de la batalla territorial.

Los recuerdos se mantienen vívidamente en mi memoria, pero a la vez, dan la impresión de ser solo un vago recuerdo.

Recuerdo aquella noche en que el festival llegó a su fin.

La contienda entre Mar y Tina resultó en una victoria para Tina, pero el sentimiento de rencor entre ambas fue inexistente. Se alejaron del escenario mano a mano, con el buen humor que las caracteriza. Era notorio que el cariño que las une permanecería intacto, en los años por venir.

Al menos esa fue mi impresión...

Capitulo 1

Gracias al festival, el nivel de popularidad de las Calamarciñas se disparó. De la noche a la mañana, Mar y Tina pasaron de ser ídolos de Cromópolis a las celebridades más reconocidas de toda la sociedad inkling. Este gran giro las llevó a cambiar sus vidas por completo.

Actualmente, Mar y Tina siguen viviendo juntas en el mismo departamento desde que se mudaron a Cromópolis. La decisión de compartir el espacio para vivir ocurrió de manera natural, así se adaptarían a la nueva ciudad fácilmente, además de que han sido inseparables desde pequeñas. A pesar de que ambas lograron una estabilidad financiera, así como adaptarse al ajetreo de Cromópolis, no han considerado el irse por su cuenta.

Siempre están juntas, trabajando o divirtiéndose. Sin embargo, tras su lanzamiento como solistas, se han visto forzadas cada vez más a tomar caminos distintos. Mar, gracias a su personalidad extrovertida, comenzó a recibir invitaciones para asistir a diversos programas televisivos. Generalmente sus grabaciones se extienden hasta altas horas de la noche, impidiéndole incluso poder regresar a casa a dormir.

Tina por otro lado, ha recibido un amplio reconocimiento por su sencillo "Tide Goes Out" y es invitada con frecuencia a participar en programas musicales, además de sus propias presentaciones. Previo a estos eventos, ambas solían comenzar y terminar sus rutinas diarias juntas. Ahora, con sus compromisos individuales y agendas tan apretadas, es difícil que coincidan, incluso en sus días libres.

Cada vez conviven menos...

Capitulo 2

Tina se encontraba sola en casa, tenía el día libre. En un mes le esperarían días agitados debido a unos ensayos para una puesta en escena. Su oportunidad para descansar en casa será cada vez menor. Sabía que Mar llegaría tarde de trabajar, por lo que aprovechó para hacer los quehaceres que siempre se les acumulan y así poder esperar a que su amiga llegue a casa.

En momentos como este, Tina comienza a preguntarse...

"¿Cómo se habrá sentido Mar realmente al ser anunciados los resultados del festival? Parecía algo decepcionada, obviamente, pero seguro que solo fue por haber perdido... ¿no? ¿O habrá sentido celos de mi nivel de popularidad? ¿Estará molesta conmigo después de todo este tiempo?"

"Ay, no es posible... Estoy exagerando. Mar jamás se sentiría así. Debes de calmarte Tina... tal vez tanta preocupación se debe a que tienes un complejo de superioridad. Tal vez te alteró el haber ganado ese festival..."

La simple idea llenó a Tina de culpa…"

Capitulo 3

Un día, Mar se despertó al recibir una llamada, era su representante. La grabación que tenía programada para ese día se había retrasado para darle prioridad a otro artista. Mar se sintió un tanto desplazada por el inesperado cambio de planes, pero decidió aprovechar la situación al máximo.

Al ver que Tina no se encontraba en el departamento, lo cual era verdaderamente raro, pensó que también tenía el día libre. Ya eran más de las ocho de la mañana, imposible que se hubiera ido de compras. Mar decidió enlistarse para salir a buscar a su amiga. Analizando un poco, se dio cuenta que últimamente Tina se veía un poco desanimada, como si un pensamiento la invadiera de manera continua.

Quizá solo estaba cansada por el trabajo. O quizá algo le pasó y estaba molesta.

"Preocuparte por ella todo el día no va a solucionar nada", pensó Mar.

No había tenido ni un respiro por tanto trabajo, y tanta carga la había superado. Se propuso encontrar a Tina e invitarla a pasar el día juntas y tener un momento de descanso bien merecido.

Mar encontró a Tina en el café acompañada de Adolfrito. Se encontraban sentados en una mesa platicando. Ambas disfrutaban platicar con Adolfrito, quizá porque su ciudad natal era muy cercana a la de ellas. Tina solía ser algo tímida al llegar a Cromópolis y Mar jamás la había visto platicar con nadie tan amenamente como con ella, hasta ese momento con Adolfrito. Prefirió no interrumpirlos y regresar al departamento sola.

Mar preparaba el desayuno cuando Tina llegó a casa. Tina se mostró un tanto sorprendida al ver a Mar, y se apresuró a saludarla.

"Buenos días."

"Buenos días."

"La Tina de siempre", pensó Mar. Mientras comían, Mar la invitó a comer y ella aceptó gustosamente.

Capitulo 4

Había pasado tanto tiempo desde la última vez que visitaron juntas la Plazuela del Calamar. Pararon en sus tiendas favoritas y visitaron otras nuevas, nada como mirar los escaparates... Después de un rato de ver tiendas, comenzaron a sentir un poco de hambre, así que se dirigieron a almorzar. Mar pidió una hamburguesa y Tina una rebanada de pizza.

Últimamente, el tema de conversación entre ellas giraba en torno a lo laboral. Compartían historias y noticias de sus lugares de trabajo y uno que otro chisme de sus compañeros. Era evidente que ambas tenían una preocupación mutua, pero ninguna se decidió a llevar la conversación a temas serios. Mar decidió mencionar que la había visto esa mañana en el café, lo cual tomó a Tina por sorpresa, pero comenzó a contarle sobre lo que platicó con Adolfrito con gran detalle.

Al parecer, Adolfrito renunció a su trabajo en Calzapodi. Después de tantos años como gerente del lugar, pero siempre había soñado con tener su propio negocio. Se le presentó una nueva oportunidad y Adolfrito la tomó sin dudarlo.

"Espero que le vaya bien", dijo Tina con un tono preocupado. "Siempre ha sido un poco impulsivo."

Según Adolfrito, Némona también había buscado algo nuevo. Siendo sinceros, el socializar no es lo suyo, por lo que tenía que esforzarse mucho en donde estaba. Últimamente se ha mantenido ocupada haciendo diseños para la Armería Todotinta. Tras pocos días de trabajar ahí medio tiempo, se dio cuenta de que ese trabajo que requería una gran atención en el detalle era el ideal para ella.

"¡¿Tú crees que Némona y Jairo...?!", Mar brincó de emoción.

"Para nada..." Dijo Tina sonriendo. "Imposible."

Resulta que Jairo quiere expandir su negocio y planea abrir una segunda tienda de Armería Todotinta. Encontró un lugar perfecto en Cromópolis, una zona que comenzaba a hacerse bastante popular para los combates territoriales.

"Jairo tiene un muy buen ojo en eso de los negocios", las dos estaban de acuerdo.

La conversación las llevó a darse cuenta que no han visto al Capitán Jibión recientemente. Ciertamente lo reducido de sus horarios no les había permitido ir a visitarlo, pero tampoco lo han visto por sus rumbos. Recordarlo a él y al abuelito, y cómo los octarianos dejaron de ser un problema les hizo soltar un par de carcajadas. Pensaron que seguro se aparecería tarde o temprano.

Tan amena conversación hizo el tiempo volar. Al darse cuenta que comenzaba a anochecer, Mar y Tina decidieron ir a casa. Recordaron lo divertido que es todo al estar juntas.

Describir esos momentos como "divertido" se queda corto. Es algo más especial, un sentimiento de plenitud en sus corazones.

Como si una masa de nubes se posara sobre ellas y repentinamente todo se despejara por completo...

Capitulo 5

Tina preparó su maleta, viajaría a Calamaro, su lugar natal. Era un viaje repentino ya que por suerte le llegaron tres días seguidos de descanso. Los ensayos para su nueva puesta en escena comenzarían tras su regreso, y considerando que después no tendría tiempo libre se decidió a partir. Su representante le sugirió que fuera a descansar y le deseó buen viaje.

Tina invitó a Mar a que la acompañara, pero Mar tenía algo agendado para el día en que ella se iba, así que decidió irse por su cuenta de inmediato para aprovechar cada minuto de sus vacaciones. Mar la acompañó a la estación y le prometió que la alcanzaría al día siguiente. El tren que va hacia Calamaro hace tres horas y media desde Cromópolis, no es un viaje tan largo... sin embargo, sin Mar acompañándola, Tina se sintió sola, y cada minuto le parecía interminable.

Tina no había estado en casa desde hace ya bastante tiempo, y sus padres estaban más que contentos de poder verla. Se sentaron juntos a disfrutar el sol y Tina les platicó sus anécdotas en Cromópolis. Estar ahí, le hizo recordar lo mucho que amaba el lugar donde creció. Tal vez no hay muchas novedades en esa pequeña región si se compara con el ajetreo de la gran ciudad, pero el paso del tiempo se sentía diferente ahí, se sentía bien. Tina tomó una bocanada de aire fresco, y al exhalar, todas sus preocupaciones se desvanecieron.

Mientras platicaba, sus padres la cuestionaban sobre Mar y ella les decía que se encontraba bien, pero un malestar interior la invadía, como una punzada con una aguja invisible.

"Las dos estamos ocupadas con nuestras cosas, como podrán imaginar."

Hacía lo posible para contestar todas sus preguntas de manera optimista, pero al darse cuenta de que realmente no sabía cómo estaba Mar se mortificó.

Luego pensó que vería a Mar al día siguiente y el sentimiento de culpa disminuyó un poco. Se fue a dormir en espera de ese día…

Capitulo 6

Al día siguiente Tina esperó en la estación a que Mar llegara, pero al arribar el tren, se dio cuenta de que no venía a bordo.

"Seguro que se quedó dormida", pensó Tina y decidió esperar por el siguiente tren.

Pero Mar tampoco venía en el siguiente tren, ni en el siguiente... Se hizo de noche y no había señales de Mar.

Tina se comunicó a la oficina de Mar y le dijeron que el día anterior se había ido directo a su casa después del trabajo.

"Se notaba un poco nerviosa, pero imaginé que solo tenía prisa por ir a Calamaro", dijo la representante de Mar.

También marcó numerosas ocasiones al departamento pero sin respuesta alguna. El pánico comenzó a invadirla.

A la mañana siguiente, Tina decidió terminar su viaje para tomar el primer tren a Cromópolis. La idea de despedirse de sus padres tan repentinamente la entristeció, pero no podía quitarse de encima el sentimiento de preocupación que sentía por Mar. Invadida por un gran malestar, pasó todo su trayecto en tren al teléfono, tratando de encontrar alguna pista, pero no tuvo éxito y el sentimiento de preocupación solo se incrementó.

Al llegar a Cromópolis, Tina se dirigió directo al departamento. Todo se veía tal cual y como lo dejó antes de ir a su viaje, sin señales de que Mar hubiera regresado a casa. Pero si no ha llegado a casa, ¿entonces dónde habrá ido? Después de pensarlo por un momento, Tina tuvo una idea y se apresuró a salir del departamento.

Capitulo 7

Tan rápido como pudo, Tina se dirigió al Distrito Pulpo. La cabaña del capitán Jibión se veía desierta. No vio indicios de que algo hubiera pasado ahí, todo estaba intacto, solo notó que la bola de nieve que estaba justo al lado estaba hecha añicos. Con Mar desaparecida y sin ningún indicio de ella, Tina tuvo que regresar a Cromópolis.

Insólitas noticias comenzaron a inundar toda la ciudad. ¡El Volvagrezón desapareció! Ya había ocurrido anteriormente y lo encontraron al poco tiempo.

Los habitantes de la ciudad trataban de buscar consuelo ante tal situación, "¡Relájate! Lo encontrarán rápidamente."

Tina se estremeció de solo pensarlo. "¿Será que está por repetirse la misma historia?"

Tina decidió que llegaría al fondo de esto.

Si el problema residía en quien ella imaginaba, entonces no había manera de encontrar una rápida solución. El capitán Jibión podría ayudar en esta ocasión, pero la preocupación que sentía por Mar era mayor, al poco tiempo Cromópolis comenzaría a notar su ausencia... Si Tina se reportara como desaparecida también, en momentos como este, solo ayudaría a que se disparara el caos. ¿Pero, qué más podía hacer?

No había más opciones para conseguir ayuda, y rápido...

Así como el capitán Jaibón había hecho anteriormente, ella tendría que reclutar a un equipo para investigar la base secreta de los octarianos. Gracias a su popularidad, Tina se dirigió sigilosamente a Cromópolis. Sabía que tenía que involucrar al mínimo número de personas. Confidencialidad y discreción eran lo más importante según las normativas del Comando Branquias.

De manera repentina, la conversación que tuvo con Mar en la Plazuela Calamar llegó a su mente. Aquel rumor de un nuevo lugar en el que los inklings más chéveres se reunían y llevaban a cabo combates territoriales... Supo de inmediato que ahí encontraría a alguien con el talento y la valentía necesarios.

Sus pensamientos tomaron forma, ¡el objetivo de Tina se encontraba ahora en el centro de Cromópolis!